Mi nombre es Mónica, “Mony” para mis amigos (y obviamente prefiero el Mony jejeje), tengo 30 años y un mundo de sueños en mi cabeza.     Debo admitir que no ha sido fácil llegar a este punto en el que ahora estoy:  finalmente dándole vida a uno de mis tantos sueños.

Desde que cursaba más o menos el sexto grado en el colegio, y, en cuanto a mis estudios, hasta mis años de universidad, siempre fui “la gordita del salón”; creo que de alguna manera a todos nos llama la atención sobresalir en algo, pero pues, ser la gordita del salón no estaba como que mucho entre mis planes.   Crecí en una familia súper estricta, mi papá siempre estaba encima de lo que vestíamos, para decirte que mi primer jeans (o cualquier clase de pantalón que no fuera el pants del uniforme deportivo), me lo compraron cuando estaba en 7mo grado… increíble, pero cierto jajajaja.   Así que, como podrán imaginarse, no solo era la gordita del salón, sino también la que siempre vestía en palabras de mis compañeros: “anticuada”.      Quizá en algún momento me acostumbré a eso, porque pues, ya qué, no había para dónde, debía obedecer (aunque no estuviera de acuerdo) y ya!

Aunque por mucho tiempo traté de esconderlo, siempre me afectó el que en todo me sacaran mi peso… mis familiares cuando me veían después de un tiempo siempre tenían en su boca el: qué gorda estás!!! Deberías hacer algo por ti ahora que puedes!!! Acaso tus papás no restringen lo que comes??? Y así…  Pareciera que la gente no sabe que el comer mucho no es el único motivo por el cual una persona sube de peso; para quienes me conocen de cerca, sabrán que nunca he sido de las que comen un gran montón, pero heme aquí.   Por cierto, valga el “comercial”, nunca te enfoques en criticar a alguien por su peso, no sabes lo mucho que esa persona está luchando contra eso y los estragos que tus palabras mal dirigidas pueden hacer en él o ella.  Si quieres en verdad hacer algo por alguien, apóyale, no le critiques.

Siendo honestos, aquí en El Salvador es difícil encontrar ropa bonita para personas de tallas grandes, como yo.   Quizá hasta hace poco los grandes almacenes han empezado a incluir entre sus departamentos, las áreas “plus size”, y de hecho a precios no tan accesibles.  Así que, cansada de buscar y buscar, sin mayor resultado, ropa que me quedara y que estuviera al alcance de mi bolsillo, allá por el 2009 me encontré con una costurera que hacía la ropa no “a la antigua” como acostumbraban las costureras que alguna vez había visitado: Vilma Pineda, si en algún momento lee esto, admiro su trabajo y agradezco la oportunidad que he recibido de usted al entenderme en mis locuras y llegarme a conocer tanto, al punto que ni siquiera necesito elegir personalmente mis telas, medio le explico mis ideas y usted se las arregla a la perfección para darle vida a mis pensamientos.

Eso de darme cuenta que puedo hacer algo por sentirme bien, aunado a una experiencia que marcó mi vida allá por ese tiempo, fueron quizá el punto de partida para que comenzara a aceptarme tal como soy (aunque eso no implique conformarme a cómo estoy, porque sé que puedo cambiar), a entender que somos personas y que valemos por lo que somos, no por cómo nos vemos, cosa que la sociedad actual trata de imponernos a través de sus tantos estereotipos de perfección en la belleza.   Comencé a cambiar el concepto de mí misma que tenía hasta ese entonces y el sentirme bien comenzó a reflejarse en mi forma de vestir, de arreglarme, dejé de sentirme conforme con el hecho de “vestirme como viejita a mi edad” (como lo consideraba), y empecé a sentirme más acorde a la edad que tenía, más tranquila al verme en un espejo y en resumidas cuentas, empecé a sentirme mejor.    A raíz de eso, empecé  a encontrarme por ejemplo gente en la calle, gente que no me conocía, que me detenían solo para preguntarme: dónde compra su ropa??? Dónde encontró tal o cual cosa para vestirse o arreglarse??? Desde USA manda a traer su ropa??? Seguramente gasta muchísimo en vestirse.   He encontrado mamás que en algún momento me dicen: mire no quiere acompañar a mi hija a comprar ropa, ella es gordita como usted y dice que no halla nada que le guste o no encuentra cómo vestirse.     Yo no me considero tampoco una “gurú” de la moda y el estilo, pero al ver todas esas cosas, me puse a pensar que si a alguien le gustaba lo que yo uso, o el cómo utilizo accesorios y todo eso, por qué no compartir cómo lo hago, por qué no compartir ideas y, mejor aún, por qué no compartir un poco sobre mis vivencias como una Chica Maxi???

Pero eso ha sido solo una idea que por años he venido acunando en mi mente.   Este 2017 es un año de cambios para mi, un año de cumplimiento de sueños y, de alguna manera, una de las cosas que me propuse fue empezar a desempolvar algunas de mis ideas sin realizar.   Mi blog personal es una de ellas, y aquí estoy, dando pasos para conseguir lo que deseo, para realizar mis sueños.    Leer y seguir por un buen tiempo la experiencia de una famosa bloguera de viajes me ha animado mucho a hacer esto, seguí sus consejos, vi sus tutoriales para informarme de cómo empezar con esto y aquí vamos… Una de las cosas más difíciles fue decidirme, entre varias opciones, por “lamaximony.com”.   Como ya mencioné al principio, para mis amigos y personas cercanas, soy “Mony”, “La Mony” (aquí en mi país a todo le agregamos “la” jajajajaja) y pues solo necesitaba agregar un término que hiciera referencia a lo que soy (una chica talla plus) y a lo que quiero dedicar mi blog, entonces me decidí finalmente por “La Maxi Mony”.   Espero poder compartir mucho contigo a través de este medio, donde no solo deseo hablar yo, sino conocerte, leer tus experiencias, y ¿por qué no? Hacer nuev@s amig@s.

¡Gracias por leer mis pensamientos escritos! ¡Hasta la próxima!

8 thoughts on “¿QUIEN ES LA MAXI MONY Y DE DONDE SURGIO LA IDEA?”

  1. Me alegra mucho que este realizando sus sueños y que pueda cumplir los que le faltan, la felicito por aprender a quererse tal cual es usted es una mujer muy bonita y todo lo que se pone desde mi punto de vista se le ve bien cuidese y se le recuerda y hace falta verla por la iglesia

  2. Que bonito hermana Mony la admiro mucho y me gusta su forma de vestir siempre pensaba donde compro ese vestido tan bonito. Me gusta su blog su fan jajaja cuidese muchoy siga adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.