No visito un salón de belleza desde el 06 de agosto de 2017.  Llevo ya un año y casi los dos meses haciendo todo en casa. No ha sido un proceso fácil, porque pues no soy profesional y no te imaginas la cantidad de desastres que he hecho en mi cabello, sobre todo, con los tintes.  He utilizado tantos colores que ya ni recuerdo el orden y los tiempos en que los he utilizado, pero el punto es que desde hace poco más de un mes me decidí e hice “mi gran corte”, para darle esa ayudadita a mi cabello en transición y dejarlo respirar un poco.   Debo reconocer que, aunque me lo dejé súper cortito, ha sido la mejor decisión que he podido tomar.  Mi cabello ha crecido más en éstas últimas semanas que lo que había crecido en varios meses, creo que esas puntas maltratadas y todavía con tanto químico sobre ellas definitivamente no me dejaban el cabello prosperar.

El detalle es que, aunque ya no me he hecho un alisado desde hace casi un año y medio, los tintes no los he podido dejar, en parte porque no me gusta lucir el cabello opaco y, a la vez, porque me encantan los cambios así que siempre los he visto como una forma de hacer pequeños-grandes cambios en mí.   Además, ya los años empiezan a evidenciar una que otra cana por ahí y pues no me gusta que estén tan visibles.

Este es el color que tenía antes, se supone era un tono “Chocolate”, pero ¡nada qué ver! Súper oscuro.

No soy fan de las decoloraciones, porque sé que eso te arruina el cabello tan fácilmente y recuperarlo cuesta horrores.  Las he hecho dos veces nada más, la primera vez fue cuando empecé a cambiar de color mi cabello, me hicieron unas cuantas highlights para iluminar un poco mi cabello, fue el primer cambio de color que hice y la segunda vez fue cuando quise aclarar mi cabello después de varios meses usando tintes negro-azulados.     Así que, por esto mismo, prácticamente mi cabello no se ha vuelto a aclarar desde el 2016 y todo lo que he venido haciendo es poniendo tinte sobre tinte.  ¡Te imaginas lo oscuras que estaban ya mis puntas! Por lo mismo que no soy una profesional con los tintes, mis raíces estaban más claras, los medios un poco más oscuros y las puntas oscurísimas… ¡Horrible!

 

 

 

Ya no hallaba qué hacer por que, con el fin de no verme esa diversidad de colores, me iba aplicando tintes cada vez más oscuros.  Entonces me puse a investigar qué podía hacer para aclarar mi cabello sin decolorarlo. Me encontré con muchísimas opciones, pero la que más llamó la atención fue la de utilizar un “extractor de color”. Había escuchado al respecto, pero nunca le había puesto mayor atención.  Así que empecé a investigar más detalladamente este método.  Básicamente lo que estos productos hacen es extraer el color artificial del cabello para ayudarte a recuperar tu color natural y lo mejor de todo es que es una opción libre de amoniaco y decolorantes. Las reviews de estos productos iban de extremo a extremo, unas que lo postulaban como una maravilla y otras que lo odiaban.

Me puse a buscar acá en los supermercados y me encontré con “Colour B4”; me decidí a probarlo, sobre todo porque lo más negativo que mencionaban al respecto es que dependiendo de tu pigmentación, puede dejarte un tono cobrizo y siendo mi tono favorito de cabello, pensé que “lo peor” que podría pasarme no sería tan malo…  O al menos eso me dije a mí misma para animarme jajajaja.


COLOUR B4

El producto que compré es este:

La cajita contiene un par de guantes y 3 botecitos con producto: A-Activator, B-Remover y C-Buffer.

La aplicación es facilísima, solo que lleva tiempo y debes estar muy pendiente de cumplir con ellos, para obtener el mejor resultado:

  1. Colocas el activator (A) en el depósito del remover (B) y lo agitas muy, muy bien durante 60 segundos, para crear una mezcla homogénea.
  2. Una vez tienes la mezcla lista, divides tu cabello en 4 secciones para facilitar la aplicación, y comienzas a colocarte la mezcla desde la parte trasera de tu cabeza, desde abajo. Hay varias maneras de aplicártelo, a mí personalmente me funcionó más ir poniendo poquitos de producto en la palma de mis manos (cubiertas por los guantes) y luego ir como “peinando” mechón por mechón con mis dedos, para ayudar a esparcirlo.Debes aplicar toda la mezcla en tu cabello, debe quedar bien impregnado del producto, asegúrate que no quede un solo mechoncito que no haya sido alcanzado por la mezcla. Mi cabello no es muy largo, así que con una sola cajita me fue suficiente; pero para cabellos más largos, probablemente debas utilizar dos o incluso hasta tres.
  3. Una vez has terminado de colocar toda la mezcla en el cabello, lo cubres con plástico. Ahí te dicen que es un plástico de no sé qué, creo que debe ser algo especial para cabellos, yo lo hice con una bolsa plástica y me funcionó perfecto.  Esto es para ayudar a retener el calor en tu cabello, ya que una temperatura fría puede alargar el tiempo en que el producto actúa.  A partir de cuando terminas de colocar el producto en todo tu cabello, debes contar 60 minutos exactos; puedes utilizar tu teléfono o una alarma para ir verificando el tiempo, ya que no debes darle más o menos tiempo de lo indicado.
  4. Cuando los 60 minutos pasan, te metes a la ducha y vas a enjuagarte bien, bien el producto. El tiempo requerido para esto es de al menos 5 minutos para cabellos cortos y 10 minutos para cabellos largos.  Durante este tiempo solamente colocarás agua, agua y agua en tu cabello y vas a irlo peinando con tus dedos para ir “botando” los residuos de color que aun hayan quedado en él.   Ah, olvidaba mencionar, el agua debe ser tibia o calientita, no fría.
  5. Luego de enjuagar bien tu cabello, vas a tomar la mitad del producto contenido en el buffer (C) y lo vas a aplicar en tu cabello como si fuera un shampoo. Vas a estregar bien para hacer espuma y lo dejas reposar un minuto para que haga su efecto.  Entonces vuelves a aplicarte agua tibia para retirar este producto.  Este proceso de enjuague lo harás por al menos 5 minutos más.
  6. Y ahora, para la parte final, tomas la mitad restante del buffer (C) y la aplicas en tu cabello y vuelves a estregar bien, bien.Aquí ya puedes retirarlo como harías normalmente con cualquier otro shampoo.
  7. Según las instrucciones, hasta el punto 6 ya has terminado con la aplicación; en mi caso, cuando me retiré la última parte del buffer, apliqué dos veces mi shampoo normal y un poco de acondicionador al final.Más que todo porque el olor del producto es feo, huele como a azufre o no sé qué, pero es un olor muy penetrante y pues mejor tratar de quitar lo mejor posible ese olor desagradable.   Al final, lo sequé y lo peiné, para ver cómo había quedado.

 


El resultado final

La foto “del después”. He quedado encantada con el color, ni yo me la creo que no he usado tintes, decolorantes o algo así y lo mejor: ¡trabajado en casa!, ¡por mí! 😉

Se supone que una vez terminas con esto ya puedes colocar el tinte que desees en tu cabello, pero en mi caso, estoy más que contenta con el resultado.  Sí, mi cabello quedó más claro de lo que naturalmente es y con un tono un tanto cobrizo, pero ¡Me encanta!  Y lo mejor de todo, es que el cabello no se maltrata; no te voy a decir que te lo arregla, pero digamos que el producto no se mete con tu cabello más que para retirar el color de los tintes anteriores, queda tal y como lo tenías, solo que sin tanto tinte encima.  Mi cabello está suave y bastante manejable.  ¿Lo recomendaría? ¡Totalmente! Me parece una excelente opción para deshacerte de meses y meses de tintes y variedad de colores de tu cabello, una muy buena opción para ayudarlo a respirar.

 

Para finalizar, solo debo aclarar que no soy experta en cabellos, tampoco estoy promocionando una marca (porque no me pagan por ello), simplemente estoy hablando desde el punto de vista personal y basada en mi propia experiencia, quién sabe y pueda ayudarle a alguien por ahí que se encuentre en las mismas que yo. No olvides tomar en cuenta que los cabellos son diferentes y los resultados pueden variar de una persona a otra.  Pero si quieres saber más acerca de este producto, no está de más que le eches un ojito a la página oficial, aquí.

4 thoughts on “ME SAQUÉ EL TINTE FACILÍSIMO (Colour B4 – REVIEW)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.